*Si LuChAs PuEdEs PeRdEr, Si No LuChAs Ya EsTáS pErDiDo*

SiGo CaMiNaNdO sIn DeTeNeRmE y CaDa PaSo QuE dOy Me DeScUbRe HaCiA dOnDe VoY.

viernes, 11 de febrero de 2011

Me siento extraña pero sigo en pie.

Noche de dolor de cabeza, llanto, dudas, pensamientos entremezclados...

Ganas de construir un universo paralelo que constase solo de cuatro paredes en las que refugiarme, unos cuantos libros, un ordenador donde poder escribir, un cuaderno de bocetos, una TV, un DVD y una colección de películas para ver... en definitiva, ganas de aislarme del mundo exterior.

Un día extraño, una mala noche... pero a mí eso no me tumba. Hoy continuo sintiéndome extraña, el dolor de cabeza perdura pero lucho por permanecer en pie porque tengo motivos para ello a pesar de mis bloqueos, de mis miedos...

Siento que engordo y odio esa sensación, me odio por comer pero también me odio por no hacerlo. He pasado de comer un par de veces al día a hacer 5 ingestas así que en parte considero que es normal que aparezca esa ambivalencia constante, esa necesidad de adelgazar pero al mismo tiempo no querer dar pasos atrás porque cada paso hacia delante, hacia la recuperación me ha costado y me cuesta un mundo. Ese deseo de arrancar de mi cuerpo como sea toda la capa de grasa que cada día siento que se posa en mi cuerpo y que en realidad no es más que la necesidad de tapar todos mis miedos...


...Miedo a fracasar.
- A no evolucionar.
- Miedo a no estar a la altura ni de las circunstancias ni de las expectativas.
- Miedo a no conseguir aceptarme.
- Miedo a no conseguir mis metas.
- A perder lo que ahora siento que tengo... porque cada vez que he sentido que tenía algo se ha acabado desmoronando cual castillo de naipes, o se ha ido, o ha desaparecido, o lo he echado a perder... Nada perdura y no me hago a la idea.
- Miedo al futuro, a conformarme con mi mediocridad.
- Miedo a sufrir y a hacer sufrir.
- MIEDO A VIVIR.


Miedo, miedo... MALDITO MIEDO!!!! El miedo nos pone en alerta y es un sistema adaptativo pero cuando condiciona cada paso que das, no es más que una cadena que nos ata, nos oprime, nos paraliza y en consecuencia nos impide avanzar. Y en mi caso es una enorme cadena con un candado del que no encuentro la llave.





Cambiemos nuestra forma de vivir,
vivamos sin pensar qué pasará,
miremos al mañana sin oir,
las voces deprimentes,
gritando en nuestra mente.




El tiempo es un regalo sin abrir
la historia la que tú quieras contar. *Indras*








4 comentarios:

  1. Siento como si me estuviera leyendo.

    El miedo es una constante para mí también,
    espero que logres estar mejor,

    Un abrazo,

    K-M-

    ResponderEliminar
  2. ¡Cuánto te comprendo!
    Tantos miedos tengo yo también en cada paso que doy... Pero todos se resumen en: no ser suficientemente buena y en el miedo a vivir.
    De todas maneras sigo adelante, y así has de seguir tú también. Días difíciles siempre los habrá, pero lo importante es recordar que estos días pasan de largo. No podemos quedarnos con ellos, y hemos de aprovechar al máximo cada día bueno, que seguro los hay.

    Te mando un fuerte abrazo y un montón de besos.

    ResponderEliminar
  3. Primi, día que pasa no vuelve y solo tenemos una vida para vivirla, nadie dijo que la vida fuera una fiesta, pero mientras haya música hay que seguir bailando.

    Quizá sean solo dichos, refranes, pero mira en el fondo de estas palabras, son reales...tqm.

    ResponderEliminar
  4. Gracias primiii!!! Muchos refranes encierran grandes verdades. Yo también TQM!!!! Solo ha sido un tropiezo puntual por encontrarme un poquillo perdida en varios aspectos. Esta semana ha sido por suerte mucho más tranquila y sigo al pie del cañón haciendo las cosas como toca. Muaaaaks guapa!!

    ResponderEliminar